Perfil del Profesional

El abogado es un egresado universitario capaz de interpretar y aplicar el sistema normativo que regula las relaciones entre instituciones, entre instituciones e individuos y entre individuos, en el ámbito de la comunidad de la que forma parte. Puede identificar los principios que sustentan dicho sistema y avanzar en la sistematización de datos y hechos que permitan su mejoramiento.

El enfoque con que se ha abordado su formación se soporta en el conocimiento de los lineamientos básicos de la lógica jurídica y el análisis crítico de las prácticas que involucra el ejercicio profesional.

Tiene conocimientos de:

  • La doctrina del Derecho y de las ramas del Derecho Positivo en sus aspectos axiológicos, conceptuales y metodológicos.
  • Los modelos de indagación de las ciencias sociales aplicables a la lógica operativa de la investigación jurídica.
  • Los enfoques filosóficos y los procesos político-económicos que posibilitan la comprensión de las distintas teorías del Derecho y del Estado.
  • Las normas y principios deontológicos que rigen su actividad profesional.
  • Las técnicas y procedimientos que surgen de las actuales innovaciones en la práctica profesional.
  • Dispone de conocimientos instrumentales de lengua extranjera.

Asimismo, posee capacidad y habilidad para:

  • Aplicar el Derecho Positivo en:
  • la defensa de intereses particulares o institucionales,
  • el ejercicio de la función judicial.
  • Utilizar los esquemas conceptuales de las disciplinas sociales y el conocimiento de los procesos sociopolíticos en la contextualización de las diversas situaciones problemáticas que deberá abordar.
  • Aplicar el conocimiento de la estructura del sistema normativo al asesoramiento técnico para la elaboración de leyes, normas y reglamentaciones.
  • Realizar estudios e indagaciones en el área del Derecho y la ciencia jurídica.

Ha desarrollado una actitud responsable que se corresponde con el compromiso social que supone la asistencia jurídica, y con la trascendencia en lo personal y en lo patrimonial que su intervención profesional tiene en la vida de individuos, grupos e instituciones.

Alcances del título:

Los mismos se plantean en un todo de acuerdo con la Resolución Ministerial Nº 1560 que establece que el abogado será capaz de:

•  Ejercer el patrocinio y la representación en actuaciones judiciales y administrativas.

•  Asesorar en todo asunto que requiera opinión jurídica.

•  Desempeñar la función judicial.

•  Realizar funciones de representación, patrocinio, asesoramiento y jurisdiccionales vinculadas con las actividades propias de la Administración Pública.

•  Intervenir en toda otra actividad que requiera el conocimiento del Derecho.